¿Cómo eliminar las preocupaciones de mi vida y centrarme en mi negocio?

0 Flares 0 Flares ×

Con cada día que pasa, desarrollamos cada vez más preocupaciones o las que ya tenemos, pasan a tomar más control de nuestra vida ocasionando así, que no logremos enfocarnos en lo que realmente es importante o al menos, en lo que realmente vale la pena darle nuestro tiempo y pensamientos.

Es fácil decir “olvídate de eso y disfruta”. Lo cierto es que nadie puede olvidarse de las preocupaciones que desarrolla por lo que estas son un factor bastante negativo a la hora de centrarnos en un objetivo como lo es montar o dirigir nuestro negocio. A su vez, nos encontramos tan sumergidos en ellas que nos impiden lograr ser felices.

Así que para que puedas comenzar a centrarte más en tu negocio y encontrar los trozos de felicidad que pierdes cada día con todas esas preocupaciones, quiero ayudarte a eliminar todos esos pensamientos que evitan que avances y des lo mejor de ti para cumplir tus metas.

  1. Ordena tu vida

Muchas de las preocupaciones que te persiguen diariamente, se deben al desorden o desorganización que tienes de tu vida. Puede que para muchos el ser organizado, sólo es una forma de poder encontrar cosas y mantener una agenda, pero lo cierto es que para alguien como tú que no deja de preocuparse por cosas innecesarias, es necesario.

Administrar tu tiempo y compromisos te evitará muchos dolores de cabeza, seguramente alguna vez has estado hasta el tope por no organizar tu agenda y comienzas a preocuparte por no llegar a tiempo o no poder atender a alguno de los compromisos que tenías pautado para el día, ¿o me equivoco?

Tómate unos minutos del día y comienza a ordenar tus prioridades, si realmente quieres tener éxito en tú negocio, siempre pon entre lo más importantes los asuntos más relevantes de este y hazte cargo. Las demás trivialidades siempre pueden esperar.

  1. Convéncete

Para dejar de preocuparte, primero debes convencerte a ti mismo de que tus preocupaciones no resolverán ningún problema que se presente. Es algo como, llorar no resuelve nada.

Es normal que al pasar por una crisis familiar o una relacionada con tu negocio, se vea presente un poco de preocupación y desesperación, pero lo importante es que te recuerdes que está bien tenerlo en cuenta pero no hundirse en el “luto” que nos creamos al pensar tanto en ello en lugar de buscar soluciones.

 

  1. Aleja las posibles distracciones

Todos tenemos ESO, que nos hace invertir más tiempo de lo que deberíamos en ello. Si quieres centrarte en llevar tu negocio a la cima, es importante que alejes todo lo que presenta una distracción y afecte tu productividad.

Por ejemplo, la razón por la que muchos silencian sus celulares, es para evitar los constantes sonidos de notificaciones que nos hacen sentir con una obligación de revisarlo. Si te preocupan las emergencias que puedan surgir, con la tecnología que tenemos hoy en día, ¿crees que es imposible evitar silenciar a ciertas personas que quieran comunicarse con nosotros?

Un negocio no se maneja por sí sólo, así que concéntrate en las actividades importantes que representarán un cambio que lo llevará al siguiente nivel.

  1. Piensa en un futuro exitoso

Mantener una mente positiva nos ayuda a vivir libre de temores e inseguridades. Pensar siempre que lograrás todo lo que te propongas, sobre todo a un nivel laboral, hará que en efecto, sea más fácil el camino para dirigirte a ese logro.

La negatividad afecta nuestra productividad y la dedicación que le ponemos a ciertas actividades. Recuerda que si quieres llegar lejos, siempre debes pensar y tener confianza en ti mismo de que a donde apuntas, es a donde llegarás. Piensa en el momento maravilloso de tu logro, no en los obstáculos que se presentarán o crees que aparecerán.

  1. No te quedes sin hacer nada. Trabaja

Seguramente has escuchado a muchos decir que trabajar o hacer alguna actividad mantiene su mente ocupada. Entonces, ¿por qué no haces que el trabajo que te tomará llevar tu negocio a la cima sea la clave para eliminar tus preocupaciones?

Mantener tu mente ocupada te ayudará a ir reduciendo y eliminando de a poco todos esos pensamientos y preocupaciones que toman gran parte de tu concentración.

En lugar de quedarte sentado en tu escritorio pensando en el porqué de ciertas cosas, comienza a trabajar y hacer tus actividades diarias. Notarás que con el paso de los minutos u horas, estarás tan sumergido y centrado en tu trabajo que olvidarás cada una de las preocupaciones que te mantienen desconcentrado.

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

LinkedIn: https://es.linkedin.com/in/edithgomezbenitez

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×